“Cuando tengas hijos comerás huevos”. Yo nunca he entendido este refrán que decía mi abuela, pero lo que sí entiendo es que hay que echarle un par para educarlos. Que cuando crees que ha acabado una etapa, empieza otra, y más difícil que la anterior. Ahora los papis nos lo comemos todo con patatas, o mas bien con verduritas en mi caso. Que a mí antes las monjas cuando no me salía algo, zas! reglazo en la mano o castigada por no atender. Menos mal que estos métodos se han terminado, porque eso sí, le intentan dar con una de estas a mi hijo y es que me los como con carne si hace falta.

Mi peque ha empezado con la lectura, con 4 añitos porque al ser el peque de la clase, es lo que tiene, que todo lo empieza meses antes. Para las madres que tenemos a los mas peques de la clase, estas cosas nos importan más, está claro que depende también del niño. Si se defiende en ciertas cosas con mas destreza, o si tiene hermanos mayores porque les siguen por imitación y suelen ser mas resueltos, en muchos aspectos. En el caso de mi peque, ni una cosa, ni otra.

Cuando me preguntan como es Luc, para mi es muy sencillo describirlo, me basta con dos palabras, sensible, lógico y tenaz. De hecho muchas veces en las redes sociales mi hastag es #elniñomassensibledelmundo.

Luc en Nursery 3
Luc en Nursery 3
Luc en Nursery 3

A mi muñeco le cuesta aprender ciertas cosas, desde que tiene 3 años y medio va Kumon, porque sabía que en el cole iban a empezar con las mates y la lectura antes, así que para que fuese cogiendo confianza, me pareció muy buena opción llevarle para que se familiarizara. Sé que pensaréis que era muy pequeño, pero en niños alta demanda estos aspectos son muy importantes, además que a él le gusta ir. Pero este año, con la lectura, se nos ha atravesado un poco el tema, aunque ya le vamos cogiendo el truquillo. Al peque le ha resultado bastante difícil pronunciar algunas palabras desde pequeño, pero como empiezan a hablar con esa lengüita de trapo y habla hasta dormido, no había caído en varias cosas hasta ahora. El husband, el tío y el abuelo, son disléxicos y es una afección hereditaria. Así que como le costaba un poquito la lectura y los números los escribe al revés, decidí llevarlo a una logopeda.

Ya en la primera evaluación, me comentó que Lukis tiene rotacismo. Les pasa a muchos niños, y es la incapacidad de pronunciar la R. Tendremos varias sesiones para solucionar este tema y para tener en cuenta el tema de la dislexia, aunque según me comentaba, esto se ve un poquito mas adelante.

Por este motivo y para que deje atrás su inseguridad con estas materias, he aplicado un poquito de deco educativa y divertida en casa. Hemos colocado esta lámina de R en el frigo y cuando nos acercamos la leemos. Las cartas del abecedario las compré en Holanda en una tienda muy chula, pero se que en Amazon las venden en castellano y en inglés. Las teníamos colgadas, pero ahora nos da muy buen resultado llevarlas con nosotros a cualquier parte y darles un vistacito, jugar a hacer los sonidos y adivinar las palabras.