La mía como todas las familias, tiene sus cosas, pero es que esta, esta que tengo yo en particular tiene pinceladas almodovarianas. Vamos que cualquier día le llamo y le digo que venga a grabarnos uno de esos días, navidad etc pero sin guion. Que de eso ya nos ocupamos nosotros.

Aunque he de reconocer que desde que no está mi abuela, hemos bajado el listón, que de Óscar a lo mejor no, pero nominación fija.

Yo soy extremeña, más concretamente de Cáceres, una ciudad preciosa, me atrevería a decir que, de las más bonitas de España, que digo de España, del mundo, que para eso somos Patrimonio de la humanidad.

Mi familia ha sido siempre de carácter, pero del bueno, del de la tierra, aunque la descendencia se va depurando y gracias porque vaaaya carácter. Mi abuela decía que yo venía ya dando guerra desde la barriga de mi madre, me tocaba salir en junio pero me dio por salir en abril oye que el mes de las flores como que me hacía más ilusión.

Mi madre, enfermera de profesión, mientras pasaba consulta empezó a sentirse medio rara y cuando la revisó el gine le dijo -Lola, estás de parto. -Como va a ser eso, si salgo de cuentas en junio, -ya, pues bájate a paritorio y que te ingresen porque la niña viene ya. Y sabéis que le dijo mi madre… – uy no, me viene fatal, tengo que ir a casa, preparar la comida al niño que sale de la guardería y tender una lavadora. ¿Qué creéis que hizo? pues irse y hacer todo eso. Vaya carácter eh!. Vamos que cuando volvió al hospital yo ya estaba medio fuera, un estornudo y salí derechita a la incubadora.

El caso es que mi tía Isabel había dado a luz el día antes a un niño, y mi tío Jose cuando fue a dar la noticia de mi nacimiento a la familia, como loco de radio portero en radio portero ,( en las ciudades-pueblos antes era así) anunciando la niña que ha llegado la niña!, mi tía Nina que es la bomba, le dijo, -Jose anda sube que te hago una tila, que estás muy nervioso que tuviste un niño y fue ayer.

El caso es que allí estaban, mi madre y mi tía una con un bebé regordete, de mejillas sonrosadas y grandote, y la otra con una escuchimizada de apenas 2kg y con un color que distaba mucho de las mejillas sonrojadas de mi primo. Y pues nada, me bautizaron enseguida por aquello de que era muy pequeña y me podía pasar algo, que según mi abuelo, iba a pasar, y según mi abuela los niños que no se bautizan van al Limbo.

Llegué al mundo dando guerra y sigo porque para qué dejar las buenas costumbres.

Y una vez hechos los honores de mi presentación os describo un poco al resto de la familia García y os dejo foto de la matriarca del clan, esta foto me encanta mis dos personitas favoritas juntas:

La Yaya Julia

Yaya Julia LOVE Yayo Santiago

Mamá: la reina del mambo que para eso es la mayor.

Isabel y Nana: lo cierto es que no sé cuál va primero porque se llevan 10 meses (anda que no corrió la abuela).

Lázaro: el único niño y el consentido.

Ángela: la rubia, la pequeña y la salá.


Mamá LOVE Papá

Jaime: el listillo.

Yo: la oveja loca.


Isabel LOVE Jose

Javi: El guaperas

Jorge: el serio.

Carlos: el responsable.

Karen: la desastres.


Nana LOVE Fernando


Lázaro LOVE Evelyn

Magelyn: la estudiosa.


Ángela LOVE Roberto

Roberto: el gracioso.

Héctor: el cocinero más guapo del mundo.


Y después de todo este berenjenal…

****  Yo LOVE Roger = LUCAS THE BEST***

Aquí mi Lukis haciendo el gamberrete, no os imagináis lo que me costó quitarle “los chupetes” , pero eso ya os lo contaré en otra ocasión, en la siguiente foto el husband y yo el día de la boda y en la otra mi otra persona favorita, el brother.

Lucas haciendo el gamberrete
Mi boda con Roger
Con mi hermano Jaime